enes |

Conoce Lanjarón

 

Su historia

En el siglo XII los primeros habitantes del pueblo construyeron sus casas en tres barrios, Zenete, Azocaque y Aceituno, un Castillo erigido en un emplazamiento inmejorable y el antiguo Puente de Tablate, que era el único paso existente para llegar a Lanjarón y la Alpujarra. Durante siglos la vida de la villa transcurrió sin muchos cambios, dedicada a los cultivos de viñas y moreras, estas últimas debido a la industria de la seda. A esta época se deben la abundancia de acequias y las terrazas de regadío (bancales) que han llegado hasta nuestros días y forman parte del paisaje tanto de Lanjarón como de toda La Alpujarra.

Conoce Lanjarón, en la Alpujarra de Granada

Con la conquista de Granada por los Reyes Católicos poco a poco todos los pueblos del se fueron rindiendo a los nuevos Señores, y en el caso de Lanjarón, ocurrió el 7 de Marzo de 1493. Pero los habitantes del pueblo formaron parte desde el principio de las rebeliones y levantamientos moriscos. Quedó el pueblo casi desierto unos ochenta años, hasta que siendo rey Felipe II se ordenó la repoblación del lugar, y se hicieron venir 50 habitantes de fuera del reino de Granada. Y así comenzó nuevamente la historia del pueblo. De esta época se conservan el Barrio Hondillo con sus característicos *tinaos.

Sus aguas

Las bondades para la salud que ofrecen las abundantes fuentes de Lanjarón, ya eran conocidas desde época mozárabe. Esto dio lugar a la fundación del Balneario y la posterior construcción del emblemático edificio que aún se conserva y que data de 1928.  Desde finales del siglo XIX hasta la década de los 70 del s. XX, allí se congregaban miembros de la nobleza, artistas, e intelectuales, para disfrutar de las aguas medicinales,  el buen clima y las glamurosas veladas en la Sala de Fiestas.  A partir de los años 60 el tipo de turismo se amplió a familias y jóvenes que buscaban diversión y sobre todo el frescor de las piscinas que proliferaron en esa época.

Conoce Lanjarón, en la Alpujarra de Granada

Es por tanto el agua, el origen y base de esta localidad. Incluso a ella debe su nombre, pues según algunos autores Lanjarón significa “Manantial de aguas saludables” y según otros “paisaje modelado por el agua”. Sea cual sea su significado, la realidad es que el agua forma parte de Lanjarón en todos sus aspectos. Su nombre, su historia, su verde paisaje, su economía, su clima, sus fiestas y tradiciones, todo se lo debe a ella. Pero aun podría decirse más, ya que el agua, origen de vida, está enraizada en la cultura popular y en la psicología íntima de cada Lanjaronense, que no concibe la existencia sin su presencia cristalina.

Sus leyendas y tradiciones

Como en casi todos los lugares de España donde habitaron los musulmanes en la Edad Media, las leyendas y forman parte de la cultura popular más arraigada: Tesoros enterrados, jinetes sin cabeza, campanas que resuenan en la noche…

Lanjarón formó parte de la llamada “Ruta de la Brujeria” y por ello uno de los símbolos del pueblo son  Las Brujas, que sobre todo El día de San Juan cobran especial protagonismo y son un elemento indispensable en los carteles de las Fiestas. Otras tradiciones curiosas, también tienen lugar la Noche de San Juan, noche “mágica” donde las haya. Como el ritual sanador de “pasar por la mimbre” a los niños que están “quebrados”, es decir herniados, para curarlos. Y sobre todo,  la Noche del Agua, en torno a la cual giran las Fiestas de San Juan.

Paisajes de Lanjarón

Para descubrir todos esos “secretos”, sin duda la mejor opción es conocerlas de primera mano, en el lugar donde tienen su origen y donde aún siguen vivas.

Sus recorridos

Nuestros parques y plazas…

Calles y Parques Lanjarón

 

Nuestros museos y monumentos…

Museos y Monumentos Lanjarón

 

Las rutas de las ermitas, pilares y hornacinas…

Pilares y Hornacinas Lanjarón

 

Paisajes y montañas…